Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
CASTRO  DE  LA  MESA  DE  MIRANDA

Localización: seguir las indicaciones desde el Aula Arqueológica de Chamartín de la Sierra.

Grado de Accesibilidad: Bueno – Acceso señalizado – Punto de Recepción de Visitantes – Posee cuadros explicativos.

Cronología: : siglo V a.C. al siglo I a.C.

Descripción: se trata de un emplazamiento claramente defensivo, sobre una meseta formada en la confluencia de dos arroyos: Matapeces por el oeste y Rihondo por el este. Por el sur no hay protección natural, lo cual implica dos hechos fundamentales: que el acceso principal en condiciones normales se hacía por este lado y que la facilidad de acceso implicaba obligatoriamente crear un sistema defensivo. La posición geográfica general del castro es favorable a dos tipos de aprovechamiento: el ganadero en todo lo que se refiere a las tierras de las estribaciones de la Sierra de Ávila y el agrícola, en las llanuras inmediatas del norte, aptas para el cultivo de cereal. El castro consta de dos partes, el área urbana y la necrópolis, ambos interrelacionados temporal y espacialmente, puesto que una parte de la necrópolis se encuentra dentro de uno de los recintos amurallados, producto de la expansión del poblado a costa de la necrópolis.
El castro, de unas 30 ha de superficie, está compuesto por tres recintos amurallados adosados unos a otros, de forma que se ayudan entre ellos a la defensa general. El tercer recinto, de 10 ha de superficie, es rectangular y paralelo a la muralla oriental del segundo recinto. Por el norte no remata adosándose a ningún otro muro, sino que muere en el inicio de la fuerte pendiente al arroyo Rihondo. Tuvo tres puertas, cada una de ellas de distinta envergadura. La más importante, la sur, constituye un pasillo de poca anchura, formado por la muralla, y el cuerpo de guardia (lienzo rectilíneo exento, que remata en dos torres cuadrangulares en los extremos). Toda la estructura estaba compuesta en ambas caras por un zócalo de piedras ciclópeas de distinta factura y, con objeto de macizarlo, relleno de piedras de corte irregular, más menudas. El segundo recinto, que alberga las zonas de producción y almacenamiento, se adosa como una prolongación aproximadamente rectangular al primer recinto por la zona sur, uniéndose a éste a través del lienzo de muralla rectilíneo que va de oeste a este. Tiene una superficie de 7 ha y cierra completamente un espacio necesario para la defensa del recinto principal. En el extremo norte, inmediato al primer recinto, se ven algunos de los complementos para la defensa de la muralla sur de este: el campo de piedras hincadas y el foso. En el primer recinto, de unas 12 ha, previsiblemente vivió el grueso de la población. Su recorrido, íntegramente cerrado por una muralla, se adapta totalmente y con toda exactitud a la topografía del terreno. Dos puertas, ubicadas en los extremos del flanco sur, permitían el acceso. A este castro se lo conoce por sus fortificaciones, pero sobre todo por su necrópolis, denominada La Osera, compuesta por 2.230 tumbas de incineración. Ubicada al Sur de los recintos amurallados, en una explanada muy bien definida, el conjunto de tumbas se distribuye en distintas zonas, separadas entre sí aunque próximas, cada una presidida por una piedra hincada sobresaliente que la anuncia. La división en zonas diferentes podría obedecer a los distintos grupos de parentesco o linaje en que estarían agrupados los habitantes del castro, distinción que se haría en torno a un antepasado común.
muralla muralla
piedras hincadas puerta de la muralla
necrópolis de La Osera necrópolis de La Osera
Ir arriba     Volver
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades