Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
NECRÓPOLIS  DE  VILLARICOS

Localización: se extiende por una colina junto al casco urbano de Villaricos (Cuevas Almanzora-Almería).

Grado de Accesibilidad: Regular – Centro de Recepción de Visitantes (Cerrado) - Recinto vallado.  SALVEMOS ESTE PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO

Descripción: en el actual poblado se distinguen cinco áreas arqueológicas perfectamente diferenciadas que destacan por su amplia secuencia cronológica: la ciudad fenicia al noreste, la ciudad romana al sur, la necrópolis al norte, el área industrial de salazones de pescado en la zona costera del sureste y el poblamiento tardorromano del cerro de Montroy, en la primera elevación montañosa de Sierra Almagro. La antigua ciudad fenicia de Baria, fundada por navegantes tirios a finales del siglo VIII a.C., se sitúa sobre una colina en un lugar costero estratégico: apto como embarcadero, próximo a la desembocadura del río Almanzora (principal eje de comunicación entre la Alta Andalucía y el Mediterráneo), próximo a las minas de plata y plomo, y con buenas tierras para la agricultura y la ganadería. Si bien en origen formaba parte del sistema colonial fenicio, a partir de la crisis del siglo VI a.C. se convirtió en ciudad-estado independiente con sus propias instituciones, aunque bajo la órbita política y económica de Cartago. Su etapa de apogeo económico, que va de los siglos V al III a.C., se ve reflejada en la necrópolis, con la presencia en los ajuares funerarios de cerámicas griegas áticas y metales preciosos y en la acuñación de su propia moneda en bronce, aunque de escasa calidad técnica y reducida circulación. Dado que tomó parte por el bando cartaginés, en el transcurso de la Segunda Guerra Púnica fue sitiada y parcialmente destruida por Publio Cornelio Escipión. Una vez incorporada al mundo romano y, en concreto, a partir del siglo I a.C., la población se traslado junto al río Almanzora y la zona industrial a la zona costera. Será destacable la industria de salazones, tal como muestran las factorías y balsas extendidas por toda la costa, que estuvo en funcionamiento desde finales del siglo I a.C. hasta el siglo IV d.C. En época tardorromana y bajo dominio bizantino del sur peninsular Baria mantuvo su carácter urbano, aunque reducido a una fortaleza en lo alto del cerro de Montroy.
El área de necrópolis, ha proporcionado unas dos mil sepulturas y alrededor de cincuenta hipogeos que abarcan una amplia cronología que va del el siglo VII a.C. a época tardorromana (adscribiéndose la mayoría al período fenicio). Destacan los hipogeos como enterramiento más espectacular, con una estructura compuesta por una rampa de acceso de tipo corredor a cielo abierto de variadas formas (compartimentado, con escalones o simples rampas) y una cámara sepulcral cuadrangular, a veces un tanto irregular, de unos 1,8 m de altura por 3 m de ancho, con un nicho o banco adosado a la pared, sobre el que se colocarían las inhumaciones y sus ajuares.
hipogeo hipogeo
hipogeo hipogeo
hipogeo hipogeo
Ir arriba     Volver
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades