Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
VILLA  DE  MILREU

Localización: en la autopista Vía del Infante se toma la salida de Faro/Estoi y luego se sigue la señalización hasta el yacimiento.

Grado de Accesibilidad: Bueno – Acceso señalizado – Centro de recepción de visitantes - Posee cuadros explicativos.

Descripción: se sitúa junto a la sierra de Monte Figo, en un sitio con manantiales de agua próximo al río Seco, y con fácil acceso a la calzada que unía la vecina ciudad costera de Ossonoba (Faro) con Pax Iulia. Las excavaciones arqueológicas han sacado a la luz un complejo formado por edificios Bajo Imperiales de finales del siglo III y principios del siglo IV d.C. relacionados con una lujosa residencia de una familia de la aristocracia local, su complejo termal y un santuario.
Pars Urbana: se trata de la parte noble de una villa suntuosa de ambiente residencial construida sobre estructuras anteriores que comportaban, al menos, un establecimiento de carácter productivo. El edificio se distribuye entorno a un ostentoso peristilo, de 24x28m, con galerías porticadas pavimentadas con mosaicos con representaciones geométricas en tres alas y figurativas en el restante. En el mosaico figurativo aún pueden observarse 22 seres marinos, total o parcialmente conservados, entre los que se reconocen un delfín, peces de color plateado (seguramente percas), peces rojizos con rayas grisáceas a lo largo del cuerpo, un pulpo, un calamar y formas ovales y de fajas listadas que representan moluscos y pequeños animales marinos.
mosaico del peristilo mosaico del peristilo
Complejo Termal: a este edificio se accedía desde el peristilo mediante unas escaleras situadas junto al triclinium. Se extiende sobre una superficie de unos 1.000 m2 en la zona más baja del yacimiento, hecho que posibilitaría un fácil suministro de agua. Perfectamente adaptado al terreno a partir del escalonamiento de sus dependencias, se articula básicamente entorno a dos zonas, el frigidarium y el tepidarium, accesibles desde un apodyterium inusualmente vasto para ser las termas de una villa. Hacia el sur se entraba al frigidarium, que presenta una bañera pequeña de agua fría con escalones y paredes revestidas de mosaicos en los que se representan peces exageradamente gordos y con los ojos demasiado encima respecto del cuerpo (hecho que hace pensar en la posibilidad que se trate de un truco óptico del artista para que los peces, vistos a través del agua, quedasen con dimensiones normales). Desde esta sala, a través de un vano en la pared, se accedía a una pequeña sala templada que, a su vez, daba acceso al tepidarium, compuesto por salas dotadas con compartimientos semicirculares con bañera de agua caliente. Una gran sala, seguramente otro frigidarum, comunicaba directamente a las anteriores con el apodyterium; con un tanque circular de agua fría; y con una antecámara que daba paso a una dependencia casi cuadrada con pavimento de opus signinum.
termas termas
termas mosaico de las termas
termas termas
El Santuario del Agua: edificio religioso destinado al culto de las aguas, construido a mediados del siglo IV d.C., momento en que las concepciones religiosas de la cultura grecorromana eran todavía dominantes en este lugar de la provincia. Dado que los cultos paganos fueron prohibidos bajo el reinado de Teodosio, seguramente el primitivo uso del edificio como ninfeo no debe haber superado el siglo V d.C., transformándose en templo de culto cristiano (se constata por la existencia de una serie de sepulturas y una piscina bautismal rectangular). Sería interesante saber si la propiedad se mantuvo en manos de la misma familia, entonces convertida al cristianismo, o si se habrá producido a esa altura un cambio de propietario.
En época romana, tras pasar por el portón de acceso, una persona se daría cuenta de la magnitud del edificio: una construcción períptera de 31x24,5 m circunscrita en un patio cuadrado que rodeaba el ábside en un largo arco (el revestimiento frontal de mosaico representando peces da muestra de la riqueza artística que esperaba a los visitantes en el recinto del santuario). Una hilada de columnas rodeaba, a una cierta distancia, la cella que, en su ábside semicircular, aún conserva la altura original. Una atenta observación de las paredes de ladrillo permite identificar en ellas series de pequeños orificios; se trata de las marcas de las clavijas de bronce que, distribuidas de forma regular, sirvieron para soportar placas de mármol. Este revestimiento permite imaginar un interior lujoso que seguramente se vio consumado con la decoración de mosaico de las bóvedas (en el transcurso de las excavaciones se encontraron muchos fragmentos con teselas de vidrio, incluso con aplicación de oro). El cuerpo de la cella se conserva a tal altura que son todavía visibles una gran parte de la cubierta en cuarto de esfera sobre el ábside, el arranque de las bóvedas de arista sobre el espacio cuadrangular e incluso el parapeto y las jambas de las ventanas laterales que iluminaban esta parte del edificio.
santuario del agua santuario del agua
mosaico del santuario del agua mosaico del santuario del agua
Ir arriba     Volver
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades