Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
OLÈRDOLA
- Campamento romano - Siglo I a.C.
- Alta Edad Media - Siglos IX al XII

Localización: en la carretera C15, entre los pueblos de Olèrdola y Canyelles, se toma un desvío señalizado que conduce al yacimiento de Olèrdola, Iglesia y Necrópolis de Sant Miquel y Necrópolis del Pla dels Albats.

Grado de Accesibilidad: Bueno – Acceso señalizado – Posee Punto de Recepción de Visitantes y cuadros explicativos.

CAMPAMENTO ROMANO

Descripción: se trata de un enclave estratégico ocupado por un oppidum ibérico cesetano entre los siglos IV y I a.C., en el que, a principios del siglo I a.C., los romanos establecieron un campamento militar con el fin de controlar el territorio y, en especial, la vía de acceso hacia Tarraco, capital de la provincia Citerior. De la impronta romana se conserva una cisterna excavada íntegramente en la roca (de 350.000l. de capacidad), y la muralla, situada en la parte menos protegida del poblado, construida con bloques de piedra poligonales. Presenta una única puerta central y cuatro torres dispuestas a lo largo de un tramo lineal de 145 m, adaptado a la configuración del terreno.
muralla cisterna
Ir arriba     Volver a Romanización

ALTA EDAD MEDIA

Descripción: el campamento romano fue abandonado alrededor del 25 a.C., manteniéndose el sitio deshabitado hasta la Alta Edad Media. En el año 929, aprovechando las antiguas defensas romanas y su situación estratégica, el Conde de Barcelona Sunyer refunda la ciudad: repara la muralla y construye el castillo y las iglesias de Sant Miquel y Santa María. A principios del siglo XII se inicia la decadencia y posterior abandono del asentamiento debido fundamentalmente a la pérdida de valor estratégico (la población se desplazó hacia la llanura).
Iglesia y Necrópolis de Sant Miquel: sobre una primera necrópolis cristiana se levantó un templo prerrománico de tres naves del que hoy solo se conserva la absidiola norte. Consagrado el año 935 bajo la advocación de San Miguel y San Pedro, fue reemplazado a principios del siglo XI por un austero edificio románico de una sola nave que, a su vez, sufrió profundas reformas en el transcurso del siglo XII. Entorno a la iglesia se encuentra la necrópolis medieval que conserva tumbas antropomorfas excavadas en la roca (siglos X y XI) y tumbas antropomorfas construidas con bloques de piedra (siglo XII).
Necrópolis del Pla dels Albats: entorno de la Capilla de Santa María, hoy en ruinas, se encuentra la necrópolis compuesta por un centenar de tumbas antropomorfas excavadas en la roca. Muchas de ellas pertenecen a "albats", bebés muertos antes de recibir los sacramentos o tener uso de razón, dando origen al topónimo del lugar.
iglesia iglesia tumbas excavadas en la roca
tumbas excavadas en la roca tumbas excavadas en la roca tumbas excavadas en la roca
Ir arriba     Volver a Prerrománico
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades