Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
CLUNIA

Localización: desde Aranda del Duero se toma la carretera BU925 que conduce a Huerta del Rey. Unos kilómetros antes de esta última localidad se toma un desvío señalizado a izquierda que conduce a Peñalba de Castro y al yacimiento.

Grado de Accesibilidad: Bueno – Acceso señalizado – Centro de recepción de Visitantes y museo – Posee cuadros explicativos.

Descripción: sometida por Roma en el año 55 a.C., pronto experimentó un extraordinario auge, convirtiéndose en municipium en época de Tiberio y capital de Convento Jurídico con Claudio, administrando un territorio extensísimo de la Tarraconense. En este caso no resulta ajeno el hecho de hallarse en un punto principal de la red viaria trazada por los romanos, la que unía Asturica Augusta con Caesaraugusta. Un hecho excepcional en su historia se debe al gobernador de la Tarraconense Galva, que mientras se encontraba refugiado en Clunia en su rebelión contra Nerón, en el año 68 d.C., se coronó a si mismo emperador con el apoyo de la Legio VI Victrix. De ahí su denominación definitiva como Colonia Clunia Sulpicia, este último un epíteto relacionado con la familia de este personaje. Las excavaciones arqueológicas han puesto de manifiesto la existencia de una ciudad próspera hasta la crisis generalizada del siglo III d.C., a partir de la cual comienza su paulatina decadencia. Si bien tuvo un período de florecimiento en época de Constantino (siglo IV d.C.), fue definitivamente abandonada hacia finales del siglo VII d.C.
El teatro, con capacidad para más de 8.000 espectadores, fue construido en el siglo I d.C. en un área alejada del centro urbano, sobre una ladera de pendiente pronunciada. Conserva una parte importante del graderío de las zonas media y superior, tallado en la roca a la manera griega, mientras que los estratos inferiores han desaparecido.
teatro romano teatro romano
En Clunia se conocen dos conjuntos diferentes de baños públicos, muy próximos entre sí, los Edificios de los Arcos I y II. El primero, construido en la segunda mitad del siglo II d.C., consta de diversas dependencias simétricas a las que se accede a través de un espacio abierto de grandes proporciones que, en sus dos lados mayores, está flanqueado por dos palestras o gimnasios que, además, servían como zona de recepción. Desde este punto se accede a las dependencias de los baños propiamente dichos: dos vestuarios decorados con mosaicos policromos decorados con temas geométricos, dos habitaciones frías con pavimentos de mármol, dos habitaciones templadas y una sala central caliente.
termas mosaico de las termas
En uno de los mejores sectores de la ciudad, en un entrono próximo al Foro, se encuentra la "la casa de Taracena", una casa palacio compleja, de centenares de metros cuadrados, dividida en tres áreas diferentes. La primera, situada al fondo del edificio, posee un patio porticado al que se abren distintas habitaciones. La zona central, de planta rectangular, cuenta con cuatro patios distribuidos en cruz y distintas habitaciones principales. En la tercera, ubicada al sur, se distribuyen habitaciones construidas sobre un criptopórtico que incluyen cisternas, cocinas y dependencias domésticas.
Casa de Taracena mosaico de la Casa de Taracena
Del Foro, el espacio público monumental en el que se desarrollaban las actividades administrativas, políticas y religiosas de la ciudad, solo se conoce la parte correspondiente a su mitad este. Se trata de una gran plaza central rectangular, de 150 m de longitud y más de 100 m de anchura, con los distintos edificios públicos a su alrededor, entre los que destaca la basílica, un edificio dividido en tres espacios a través de dos hileras de columnas destinado a la administración de justicia.
Ir arriba     Volver
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades