Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
BILBILIS

Localización: se sitúa sobre un promontorio en la confluencia de los ríos Jalón y Ribota, en una posición estratégica desde la que controlaba uno de los tradicionales accesos del Valle del Ebro a la Meseta Central. Esta ruta natural se convirtió en una de las principales vías de penetración romana hacia el interior de Hispania, primero con un carácter eminentemente militar y posteriormente económico, al unir dos de las principales ciudades de la Península: Caesaraugusta (Zaragoza) y Augusta Emérita (Mérida). El acceso que conduce al yacimiento parte de la carretera que une la ciudad de Calatayud con Embid de la Rivera (señalizado desde la N234).

Grado de Accesibilidad: Bueno – Acceso señalizado – Posee cuadros explicativos.

Descripción: la ciudad se construyó sobre un pequeño asentamiento celtíbero perteneciente a la tribu de los Lusones. El haber tomado partido por las tropas cesarianas en el transcurso de la Guerra Civil entre César y Pompeyo fue clave para que, en tiempos de Augusto, fuera elevada a la categoría de municipio. A partir de ese momento la ciudad gozó de un período de gran desarrollo, aplicándose un programa constructivo nuevo y moderno que supuso su transformación urbana con la intención de promocionar ciudades cuyo modelo fuese Roma. Muy pronto se convirtió en una ciudad provincial que jerarquizaba toda la comarca acuñando moneda propia y dotada de los elementos necesarios para desarrollar su función. Con la crisis del Imperio del siglo III d.C. comenzó un período de decadencia y despoblamiento de la ciudad que culminaría con su abandono definitivo. Mencionada por los autores clásicos (Estrabón, Plinio el Viejo, Ptolomeo, Ausonio y Justino) fueron constantes las referencias a su ubicación, fisonomía y estatus, así como a su riqueza en armas, caballos, ferrerías, fértil vega, etc. Su ciudadano más ilustre fue Marco Valerio Marcial, poeta que destacó en la Roma de finales del siglo I d.C.
La ciudad, de unas 30 ha de extensión, ocupa un cerro con dos cumbres, La Bámbola y San Paterno, y el pequeño cerro de Santa Bárbara. La peculiaridad de la orografía confiere al conjunto un aspecto abrupto de inexpugnabilidad que debió ser un factor importante a la hora de elegir este lugar para su asentamiento.
Teatro Teatro
Teatro Teatro
El Teatro se sitúa en un profundo barranco entre el cerro de La Bámbola y el cerro de Santa Bárbara, aprovechando la vaguada para apoyar la cávea (la fórmula más sencilla y funcional). Se conserva parte del graderío, parte de la escena y un templete dedicado al culto de la familia imperial situado en la parte alta del graderío. Con un aforo aproximado de unos 4.600 espectadores, era el centro de espectáculos de la comarca.
vivienda vivienda
El urbanismo, que se distribuye en terrazas adaptadas a las condiciones del terreno, incluye viviendas de tipología variada que van desde las clásicas con patio central de tradición mediterránea, hasta las escalonadas que aprovechan los desniveles de las terrazas contiguas. La zona central de la ciudad, formada por una planicie en la que confluyen las laderas de los tres cerros, presenta una superposición de estructuras correspondientes a distintas fechas que abarcan la mayor parte del desarrollo urbano de la misma.
Termas Termas
El conjunto termal, situado entre los cerros de La Bámbola y San Paterno, constituye uno de los varios complejos de estas características de la ciudad. El edificio actual, que corresponde a una segunda fase de ampliación y redistribución de espacios y funciones, presenta una planta sencilla con una sucesión lineal de las distintas estancias.
Foro Foro
El Foro se sitúa en el centro de la ciudad, sobre el cerro de Santa Bárbara. El conjunto consta de una plaza enlosada rodeada por un pórtico y presidida por un templo de orden corintio al que se accedía mediante una escalera monumental. Esta plaza estaba delimitada al sur por una gran cisterna de recogida de aguas que servía a la vez como contrafuerte de todo el conjunto y de base del pórtico de cierre superior. El lateral occidental estaba ocupado por un pórtico escalonado en el que se situaba el paso al teatro y, en su prolongación, la basílica. En el lateral occidental, interrumpido por la cimentación y basamento de un edificio público (probablemente la curia), se situaban varias tabernae abiertas a la plaza o al exterior. El conjunto se completaba al norte con un pequeño templo y al sur mediante un conjunto de tabernae.
cisterna cisterna
Las infraestructuras de la ciudad se completaron con una compleja red hidráulica a base de cisternas que distribuían el agua a los ninfeos y fuentes de la ciudad y a los distintos conjuntos termales.
Ir arriba     Volver
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades