Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
BASÍLICA  DE  VEGA  DEL  MAR

Localización: en la calle Los Eucaliptos de la Urbanización Linda Vista (San Pedro de Alcántara).

Grado de Accesibilidad: Bueno – Acceso Señalizado – Recinto Vallado – Posee cuadros explicativos.

Descripción: construida en el primer tercio del siglo VI d.C., se trata de un edificio de planta basilical formado por un cuerpo central de traza cuadrada, de tres naves compartimentadas en cuatro tramos por pilares, y dotada de ábsides contrapuestos, con replanteo de media circunferencia. Junto al ábside del altar se sitúan sendas habitaciones, siendo la septentrional la que alberga una interesantísima pila bautismal de planta cuadrilobulada dispuesta para el rito por inmersión, junto con otra rectangular de menores dimensiones. Al norte y al sur de la sala de oración se adosan sendos cuerpos constructivos, a modo de atrios o pórticos, que no solo servirían como antesalas de entrada general al templo, sino que también incorporarían los recorridos de los catecúmenos y el clero hacia las estancias adosadas al ábside oeste. La construcción de la basílica es en general sumamente modesta en sus medios edilicios destacando el trabajo de albañilería poco especializada con una clara economía de medios. De este modo, los muros se levantan mediante el empleo de cantos rodados recogidos en los cauces cercanos, tomados con mortero de cal.
basílica basílica
basílica basílica
Esta basílica conserva una excepcional piscina para el bautismo por inmersión (imitando el bautismo de Cristo). Este rito estaba cargado de un fuerte simbolismo manifiesto, en este caso, en la piscina bautismal, de planta cuadrilobulada al exterior y en forma de cruz al interior, y en el recorrido que debía seguir el creyente no bautizado. Tras renunciar al pecado, el catecúmeno entraba a la piscina por el oeste para, tras sumergirse tres veces invocando al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, salir de cara al este; hecho que reforzaba el contraste entre el reino de Dios (Oriente) y el reino de las tinieblas (Occidente).
pila bautismal cuadrilobulada pila bautismal cuadrilobulada
Durante el Imperio Romano la costa de Málaga estaba ocupada por numerosos asentamientos. Aunque en sus proximidades no existe ninguno, esta basílica debió estar relacionada con alguno de ellos ya que fue construida junto a una necrópolis romana. Pronto se convirtió en foco de atracción para los cristianos, es decir, al uso cultural se sumó el funerario ya que la basílica respondía al deseo de reposar en un edificio de culto. El ritual funerario utilizado fue la inhumación, depositándose el cadáver de espaldas envuelto en un sudario o dentro de un ataúd. Algunos enterramientos presentan ajuar como anillos, broches de cinturón y vasijas de barro que testimonian la presencia de elementos culturales visigodos y bizantinos. Se conocen unos doscientos enterramientos, la mayor parte de ellos en el perímetro del templo. De acuerdo con los resultados de las últimas investigaciones éstas tumbas se insertan en un arco cronológico relativamente amplio que va desde el siglo III al siglo VII d.C. Las tipologías más habituales son: de tégulas en caballete, con estructuras de placas marmóreas, con paredes de canto rodado y cubierta de lajas, con paredes de ladrillo y cubierta de lajas y sepulturas adosadas.
necrópolis necrópolis
necrópolis necrópolis
Ir arriba     Volver
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades