Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
LA  ALJAFERÍA

Localización: Palacio de la Aljafería, Calle de los Diputados s/n, Zaragoza.

Grado de Accesibilidad: Bueno – Acceso señalizado – Centro de Recepción de Visitantes.

Cronología: siglos VIII al XI y posteriores.

Descripción: conserva parte de su primitivo recinto fortificado, de planta cuadrangular, reforzado por grandes torreones semicirculares, a los que se suma el volumen prismático de la torre del Trovador, cuya zona inferior es el resto más antiguo del conjunto arquitectónico. Este recinto albergo en su parte central unas construcciones residenciales que responden al modelo de tipología palacial islámica de influencia omeya, cuya cronología se remonta al siglo VIII d.C. Frente al espíritu defensivo y la fortaleza de las murallas el palacio presenta una delicada belleza ornamental. El esquema compositivo incluye un gran patio rectangular, a cielo abierto y con una alberca en su lado sur; dos pórticos laterales con arquerías mixtilíneas y poli-lobuladas que actúan a modo de pantallas visuales; y unas estancias tripartidas que, en sus orígenes, estaban destinadas al uso ceremonial y privado. En el pórtico norte se encuentra un pequeño oratorio, de planta octogonal, y de reducidas dimensiones, en cuyo interior se observa una fina y profusa decoración en yeso (con los típicos motivos de ataurique) y fragmentos pictóricos de tonos vivos y contrastados de gran interés. Todos estos logros artísticos se corresponden con las obras realizadas en la segunda mitad del siglo XI bajo el mandato del rey Abu-Yafar Ah-mad ibn Hud al-Muqtadir, y no hacen sino reflejar la importancia cultural y el virtuosismo plástico de su corte. Tras la conquista de Zaragoza por Alfonso I el Batallador en el año 1118, se inició la andadura cristiana de la Aljafería, de tal manera que se convirtió en el palacio de los monarcas aragoneses quienes llevaron a cabo en su interior sucesivas obras de ampliación y reacondicionamiento.
Aljafería Aljafería
Aljafería Aljafería Aljafería
Ir arriba     Volver
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades