Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
ALCAZABA  DE  ALMERÍA

Localización: calle Almanzor s/n. (Almería).

Grado de Accesibilidad: Bueno – Acceso señalizado – Centro de Recepción de Visitantes.

Cronología: siglos X al XV y posteriores.

Descripción: para controlar la intensa actividad comercial del puerto que, además, acogía a buena parte de la poderosa flota califal, Abd al-Rahman III reordenó las defensas de la ciudad a partir de la construcción de la alcazaba en el año 955. En tiempos del rey taifa Jayrán dio inició el periodo de mayor crecimiento de al-Mariyya que, tras dos siglos de desarrollo, pasó a competir abiertamente con el comercio cristiano. Por consiguiente, genoveses y catalanes por motivos económicos, y Alfonso VII por motivos políticos, aprovecharon la debilidad en que había caído el poder almorávide para tomar de la ciudad en el año 1147. Al respecto al-Idrisi dice: “al-Mariyya ha caído en manos de los cristianos quienes han hecho desaparecer sus encantos, sus habitantes han sido reducidos a la esclavitud, los edificios públicos han sido destruidos y ya nada subsiste de todo ello”. Los efectos de esta breve conquista, que sólo duró diez años, fueron nefastos para la ciudad ya que su emporio comercial jamás se recuperó. Si bien el puerto de la ciudad siguió siendo un punto importante de transacciones comerciales la ciudad continuó su decadencia hasta que fue conquistada definitivamente por los cristianos en el año 1489.
El Conjunto Monumental de la Alcazaba se divide en tres recintos: los dos primeros responden al diseño musulmán, siendo el tercero de origen cristiano. La puerta principal de la fortaleza, abierta en una torre albarrana, conduce a la Puerta de la Justicia a través de una rampa en zigzag de construcción moderna, protegida por la Torre de los Espejos. El Primer Recinto, actualmente ajardinado, estuvo en origen urbanizado (las excavaciones arqueológicas han documentado dos barrios de viviendas y un cementerio). La única construcción hoy visible es un aljibe y el pozo de una noria que elevaba el agua desde una profundidad de 70 m. En el extremo oriental se localiza el Baluarte del Saliente, desde el que se puede contemplar el lienzo de muralla que discurre por la hoya y el Cerro de San Cristóbal construido en tiempos de Jayrán para defender los nuevos barrios de la ciudad. El Muro de la Vela separa el primer del segundo recinto. Sobre él se eleva una espadaña con una campana (1763), que avisaba en caso de peligro y marcaba los turnos de riego de la vega. A través del torreón situado en el extremo sur del Muro se accede al Segundo Recinto, el núcleo fundamental de la Alcazaba, un recinto palaciego dotado de todas sus dependencias. En este espacio se encuentra el aljibe de época califal y la Ermita mudéjar de San Juan, obra cristiana del siglo XVI, edificada sobre una mezquita anterior. Tras salvar el foso de entrada se accede al Tercer Recinto, un castillo al que se accedía a través de un puente levadizo. El interior se organiza en torno al patio de armas, en cuyo centro existe un aljibe y un silo que en ocasiones se utilizó como mazmorra. A la derecha domina la Torre del Homenaje y a continuación las torres de la Noria y la Pólvora.
alcazaba alcazaba
alcazaba alcazaba alcazaba
alcazaba alcazaba
Ir arriba     Volver
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades