Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
SANTUARIO  DE  LA  LUZ

Localización: en el Parque Natural El Valle, a siete kilómetros del centro de la ciudad de Murcia, junto al Santuario de Nuestra Señora de la Luz (en las proximidades del Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta).

Grado de Accesibilidad: Bueno – Acceso señalizado – Centro de Visitantes la Luz– Posee cuadros explicativos.

Descripción: el santuario forma parte de un extraordinario conjunto compuesto además por el poblado de Santa Catalina del Monte y por la necrópolis del Cabecico del Tesoro (localizados en El Verdolay). El paraje donde se encuentra el santuario fue sometido a labores agrícolas por los frailes del cercano Eremitorio de Nuestra Señora de la Luz, quienes hicieron aflorar numerosos restos en el transcurso del siglo XVIII, especialmente exvotos de bronce. El santuario abarca un período de ocupación que va desde finales del siglo V a.C. a inicios del siglo I a.C., momento en el que fue destruido. En el transcurso de los siglos III al II a.C., tras la Segunda Guerra Púnica, fue sometido a una profunda reforma que incluyó la construcción de un pequeño templo en la cima de la colina y una terraza de 4 m de ancho en el frente meridional con tres torres que dotaban al conjunto de una gran monumentalidad (siguiendo los modelos itálicos de la época). La aparición de una cabeza marmórea de corte helenístico sugiere su advocación a una divinidad indígena femenina.
El santuario incluye un odeón, con bancos escalonados tallados en la roca y capacidad para unas veinte o treinta personas, en el que comenzarían las procesiones tras una introducción a los ritos en honor a la divinidad. Un camino deambulatorio ascendente de suave pendiente que envuelve la colina, de gran importancia desde el punto de vista litúrgico, que permitía el acceso a las terrazas y al templo situado en la cima. Una bañera excavada en la roca que seguramente estaría destinada a ceremonias de purificación, y un templo de planta rectangular de 6,5 m de longitud por 4,5 m de ancho construido sobre una grieta sacralizada que probablemente dio origen al santuario. Se trataría de un templo in antis con dos columnas en el centro de la fachada, una cella destinada a albergar la imagen de la divinidad y un pronaos pavimentado con mortero de cal.
terraza con torres terraza con torres
bañera ritual templo
Ir arriba     Volver
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades