Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
NUMANCIA

Localización: seguir las indicaciones desde la localidad de Garray.

Grado de Accesibilidad: Bueno – Acceso señalizado – Posee cuadros explicativos - Museo y Centro de Interpretación.

Cronología: siglo VII a.C. al siglo IV d.C.

Descripción: el yacimiento, que ocupa una superficie de 6 ha, se encuentra situado en el cerro de la Muela, en la confluencia de los ríos Duero y Tera. No está muy claro si se trata de un poblado que pertenecía al pueblo de los pelendones o de los arévacos. En este sentido, Plinio afirma que es una ciudad pelendona, aunque otros autores como Estrabón la sitúan entre los arévacos. La amplia superficie excavada aporta pocas referencias de la ciudad más antigua (destruida en el 133 a.C.), ofreciendo una mejor información de la ciudad celtíbera del siglo I a.C. y de la romana imperial. Presenta una ordenación en retícula irregular, sin dejar espacios libres o plazas, con un sistema defensivo compuesto por una muralla reforzada por varios torreones, con cuatro puertas de acceso. Empedradas con cantos rodados, las calles se orientan en dirección este-oeste para protegerse del frío. Las viviendas, de unos 50 m2, constan de dos o tres estancias interiores: el vestíbulo, la gran habitación central donde se situaba el hogar y la despensa al fondo donde se guardaban las provisiones. Se cree que durante la ocupación prerromana su principal fuente económica era la ganadería (hay constancia de pagos a otros pueblos por medio de pieles de buey o de capas de lana en grandes cantidades). La agricultura no fue una actividad muy importante en la estructura comercial de los numantinos. A fin de suplantar esta y otras carencias, se sabe que mantuvieron relaciones comerciales con diversos pueblos cercanos para adquirir productos de primera necesidad. Entre estos últimos, se cuentan especialmente los vacceos, que les proporcionaban trigo y otros cereales.
poblado calle
vivienda romana poblado

Conquista y asedio de Numancia: el cónsul Quinto Cecilio Metelo "el Macedónico", que había conquistado y sometido gran parte de la Península, conquistó la mayoría de las ciudades de los arévacos, vacceos y pelendones, pero se le resistieron Numancia y Tiermes. En el año 153 a.C. los habitantes de Segeda, que habían combatido a las órdenes de Viriato en el país de los arévacos, hicieron frente a las legiones consulares de Fulvio Nobilior, quien dejó 6.000 hombres en la batalla siendo obligado a huir hasta que la caballería romana que iba a retaguardia convirtió en derrota el anterior triunfo. Los arévacos supervivientes se refugiaron en Numancia y decidieron continuar las hostilidades. Tres días después Fulvio Nobilior se presentó a las puertas de Numancia con un ejército cuya primera línea estaba formada por 10 elefantes, hecho que provocó que los numantinos corrieran a refugiarse en su ciudad. Tras ser herido por una pedrada, uno de los elefantes se volvió contra los legionarios, siendo imitado por los restantes, causando numerosas víctimas entre los propios asaltantes. El ataque que siguió a continuación a los desbandados romanos, hizo que las víctimas se fijaran en 4.000. Fulvio Nobilior no quiso intentar nada más e invernó en su campamento con escasez de víveres, a la vez que recibía continuos ataques de los numantinos. Llegada la primavera en el 152 a.C., Quinto Pompeyo relevó a Nobilior. Si bien disponía de 30.000 soldados y 2.000 jinetes, los fue perdiendo en las numerosas emboscadas hasta que, cansado, intentó sitiar a la ciudad por hambre. Este hecho provocó la reacción de los numantinos que, además de evitar el sitio, volvieron a causar numerosas pérdidas. Trató de terminar la guerra intercambiando rehenes, prisioneros y desertores y recibió de los numantinos cierta cantidad de dinero, en definitiva, pactó con ellos. Al ser sustituido por Marco Popilio Lenas, el pacto (considerado vergonzoso) fue anulado por el Senado de Roma y se decidió continuar con la guerra. A Popilio le sustituyó Cayo Hostilio Mancino, cuyo fracaso fue superior a los anteriores puesto que cuantas veces como peleó con los numantinos, fue vencido. Mancino firma la paz, pero es desautorizado por el senado de Roma que la considera deshonrosa. Como castigo, es humillado por los propios romanos ante las murallas del poblado. En sustitución fue enviado el cónsul Marco Emilio Lépido que, al ser derrotado en Numancia, decidió seguir hasta la zona de los vacceos y sitió Pallantia. Tras cuatros años de ataques, también fracasó. Este cúmulo de humillaciones decidió a Roma que, en el año 134 a.C., envió a su mejor soldado, el vencedor de Cartago, Publio Cornelio Escipión Emiliano "el Africano". Éste, tras reunir un cuerpo de ejército de 4.000 hombres, se trasladó a la Península donde le aguardaban fuerzas más numerosas. Cauto y sagaz, Escipión concibió el plan de guerra de reducir, cercar y sitiar a los numantinos hasta que, faltos de fuerza, se rindieran. Según Apiano, Escipión no hizo caso de las frecuentes salidas con las que los numantinos lo provocaban y cercó la ciudad con siete fuertes, un foso y un vallado. Habiendo reunido un ejército de 60.000 hombres, destinó la mitad de las fuerzas para guardar el muro, preparó 20.000 hombres para las salidas que fueren necesarias y dejó de reserva otros 10.000. Tras quince meses de asedio la ciudad cayó vencida por el hambre en el verano del 133 a.C. Sus habitantes prefirieron el suicidio a entregarse e incendiaron la ciudad para que no cayera en manos de los romanos. Tras la victoria Escipión ahora "el Numantino", regresó a Roma y celebró su triunfo.
Ir arriba     Volver a Cultura Celtibérica     Volver a Romanización
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades