Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
CONTREBIA  BELAISCA

Localización: situado en el Cabezo de Las Minas, el acceso está claramente señalizado desde el pueblo de Botorrita.

Grado de Accesibilidad: Bueno – Acceso señalizado – Posee cuadros explicativos.

Cronología: siglos V a.C. al II d.C.

Descripción: el poblado, que ocupaba unas 20 ha, se encontraba situado entre el río Huerva y la desembocadura en éste del Barranco Vicario, en una buena posición respecto de importantes vías de comunicación. En cuanto a su territorio de dominio se extendería notablemente hacia el sur y el oeste, donde no hay ciudades importantes en bastante espacio; hacia el este donde limitaría con los territorios de Belikiom (Azuara); y hacia el norte, lindando con la zona de influencia de Salduie (Zaragoza). El momento de mayor esplendor de la ciudad tuvo lugar entre los siglos II a.C. y I a.C., coincidiendo con el florecimiento y máxima expansión de lo que constituyó su actividad económica fundamental: la industria de tenerías. Tras sufrir diversas destrucciones, primero como consecuencia de las Guerras Sertorianas y luego como resultado del conflicto entre seguidores de Pompeyo y César, se produjo una importante regresión económica y urbana.
En la zona meridional de la cima del Cabezo se ubica una gran construcción de adobe asentada sobre un emparrillado de sillares calizos de notable tamaño. Se trata de un mercado de ámbito territorial asociado a la actividad artesanal del curtido de pieles (a la que se dedicaba buena parte de la población de la ciudad). El edificio, que ocupa unos 225 m2, se compone de cinco estancias estrechas y alargadas, separadas entre sí mediante muros de adobe, no totalmente paralelas sino abiertas ligeramente en abanico de norte a sur. Los cinco corredores se abren al exterior por otras tantas puertas a una estrecha zona porticada cerrada por cuatro columnas dispuestas asimétricamente respecto de la fachada. Construido a comienzos del siglo II a.C., estuvo en uso durante el período de apogeo de la ciudad.
mercado territorial mercado territorial
mercado territorial mercado territorial
Ir arriba     Volver
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades