Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
LOS  CIPRESES

Localización: se puede acceder por la autovía del Mediterráneo salida Hospital Comarcal “Rafael Méndez” o por la carretera que, desde Lorca, conduce al mencionado Hospital, antigua N-340. En ambos casos se debe llegar al aparcamiento del Polideportivo Municipal en cuyo recinto se ubica el Parque Arqueológico. Una vez en el recinto del Polideportivo, se encuentran varios rótulos indicativos que conducen al Parque.

Grado de Accesibilidad: Bueno – Senderos señalizados – Cuadros explicativos.

Descripción: se encuadra dentro de la Cultura del Argar. Se ubica en una suave ladera en la confluencia de dos ramblizos o escorrentías, que nacen al sur de la Sierra del Pino y que se unen al pie del yacimiento formando una rambla innominada de mayor envergadura, que se orienta hacia el valle del Guadalentín. Desde el poblado, se visualiza un amplio tramo de este valle, vía natural de comunicación entre Levante y Andalucía, delimitada en esta zona por las Sierras Almenara, Peñarrubia y de Enmedio. En conjunto se trata de un yacimiento en el que las excavaciones arqueológicas han documentado varias estructuras de habitación (restos de 8 casas) de carácter individualizado con planta de tendencia oval, semiexcavadas en el terreno adaptándose a la topografía natural del mismo y delimitadas por gruesos muros de piedra. El interior aparece compartimentado en dos espacios separados, por un tabique construido con un zócalo de piedra y un alzado de adobe. La zona interior, más alejada de la entrada y con forma absidal es más pequeña y se interpreta como posible despensa debido a los materiales hallados. En el espacio cercano al acceso se suelen encontrar el hogar, grandes tinajas de almacenamiento, bancos de piedra, mesas de trabajo y piedras de molino. Las paredes de las casa pudieron estar enlucidas en su interior, como se ha documentado en la casa 1, donde aparecen abundantes enlucidos de color violeta sobre los adobes. Los suelos hallados son de tierra endurecida y la techumbre está construida con un entramado de troncos de madera, cañizo y esparto unidos con barro. Posiblemente las techumbres sobresalían apoyándose en postes de madera creando estrechos porches junto a los muros. En la parte exterior de las casas de este poblado también se disponían hogares y las sepulturas. Las casas eran a la vez vivienda, taller y lugar de enterramiento. En el poblado se ha identificado una zona de producción, compuesta por un muro con un derrumbe de adobes sobre una zona de fuego y restos de talla de silex.
poblado poblado
poblado poblado
Las sepulturas argáricas de este poblado se practicaron en las proximidades de las viviendas o en el interior de éstas. El cadáver aparece flexionado dentro de la sepultura, acompañado por objetos de metal (útiles y armas), objetos de adorno personal (pendientes, brazaletes…), vasijas cerámicas y comida (partes de bóvido, cervido u ovicáprido). Fueron hallados quince enterramientos pertenecientes a personas mayores y niños enterrados en cistas, tinajas y fosas rodeadas de piedras.
Ir arriba     Volver
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades