Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
LA  BASTIDA  DE  TOTANA

Localización: se sitúa en el Cabezo de la Bastida, en las últimas estribaciones de la Sierra de la Tercia. Desde la carretera local que une las localidades de Totana con Carivete se toma un acceso señalizado a izquierda que conduce al yacimiento.

Grado de Accesibilidad: Bueno – Acceso señalizado – Centro de Recepción de Visitantes (visitas guiadas).

Descripción: el poblado se sitúa en una posición estratégica desde la que, además de controlar las vías de comunicación que discurrían a través del valle del Guadalentín y de la Rambla de Lébor, domina una amplia extensión de terreno agrícola que era la base de su subsistencia. Habitado en un período que va del 1650 al 1100 a.C., los ricos ajuares funerarios, la presencia de armas especializadas y las ingentes cantidades de trigo que procesaban, son algunos de los datos que avalan la tesis de que sería el núcleo principal de una serie de asentamientos cercanos que dependían de él y contribuían a la alimentación de su población a través de la aportación de cereal y ganado. Algunos de estos núcleos menores serían Las Anchuras, Los Picarios, Las Cabezuelas, Cabeza Gorda, Cueva de la Copa, Cabezo de Guerao y Las Cuestas. El hábitat se adaptó perfectamente a las características morfológicas del terreno mediante el aterrazamiento de las laderas del cerro, conformando diversos espacios en los que ubicar sus viviendas, con huecos escalonados y calles que comunicaban las distintas terrazas. Las edificaciones siguen el modelo argárico de casa rectangular con terminación semicircular (casa absidal), compuesta por muros de piedra o adobe y una techumbre realizada a base de madera, ramas y barro. A lo largo de la vida del poblado las viviendas fueron ampliando su superficie añadiendo estancias anexas y transformaron sus plantas pasando de las de forma absidal a edificaciones de planta cuadrangular o rectangular. El ritual funerario y los enterramientos son similares al de los numerosos yacimientos de esta importante cultura: sepulturas en urnas y cistas construidas en las proximidades de las casas y bajo sus suelos.
poblado poblado
poblado vivienda
vivienda vivienda
enterramiento enterramiento
Ir arriba     Volver
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades