Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
CORNISA  CANTÁBRICA
- Cueva de Altamira - Cueva de El Pendo - Cueva de Tito Bustillo
- Cueva del Castillo - Cueva de Covalanas
- Cueva de las Monedas - Cueva de Hornos de la Peña

CUEVA DE ALTAMIRA

Localización: Santillana del Mar (Cantabria). Desde esta localidad se toma una carretera que conduce a la cueva.

Grado de Accesibilidad: Bueno – Punto de Recepción de Visitantes y Centro de Interpretación – Visitas guiadas.
Por motivos de conservación, no está permitida la entrada al público a la cueva original; al lado de ésta se encuentra la “Neocueva”, una reproducción realista a tamaño natural.

Descripción: tiene una longitud aproximada de 270 m, con varias salas de hasta 20 m de ancho y 12 m de alto. En el último tramo, llamado la Cola de Caballo, de unos 50 m de recorrido, la altura y la anchura no pasan de un par de metros. La cueva estuvo habitada, al menos entre el Solutrense Superior y el Magdaleniense Inferior. Al final de este período la entrada a la cueva se desplomó, sellando el acceso. Las pinturas del llamado “Gran Techo” o “Gran Panel” de Altamira consisten en un gran conjunto de animales, sobretodo bisontes, representados en una treintena de figuras de grandes dimensiones, de colores ocres y negros, para cuya ejecución se han aprovechado incluso las grietas y las protuberancias de la roca. El “Gran Techo” corresponde al Período Magdaleniense, aunque se pintó sobre obras más antiguas, como son varias figuras de caballos trazados con líneas rojas y negras, manos en negativo y la figura de una cabra que pertenecen al Solutrense; grabados de ciervas, caballos y bisontes del Magdaleniense Inferior y varios signos de difícil interpretación. En la actualidad la luz no llega a la Gran Sala porque una serie de muros fueron construidos a principios del siglo XX para sostener el techo, pero originalmente la zona de las pinturas estaba unida a la gran sala habitada, junto a la entrada de la cueva. En otras galerías hay numerosas representaciones de diferentes épocas y estilos. Grabados realizados con los dedos sobre una zona de arcilla en el techo, representaciones de caballos realizados con profundas incisiones en la roca y, en lugares escondidos y difícilmente visibles, misteriosos dibujos escaleriformes. Sobrepasada la mitad de la cueva, en la zona llamada “La Hoya”, se encuentran un gran bisonte perfilado en negro, la cabeza de una cierva y tres representaciones de cabra montés también pintados con carbón.
bisonte cierva
Ir arriba

CUEVA DEL CASTILLO

Localización: Puente Viesgo (Cantabria). Desde el centro del municipio de Puente Viesgo, junto al aparcamiento de la villa, en el barrio de la Llana, se toma una carretera que conduce al Monte de El Castillo. Tras recorrer unos 1,4 km se llega a un aparcamiento. Desde allí se accede a pié al Centro de Interpretación y a las cavidades.

Grado de Accesibilidad: Bueno – Punto de Recepción de Visitantes y Centro de Interpretación – Visitas guiadas.

Descripción: al borde del río Pas se alza el Monte Castillo, una elevación caliza de forma cónica que esconde en su interior un intrincado laberinto de cuevas frecuentadas por el hombre durante al menos los últimos 150.000 años. Entre esas cuevas, cinco de ellas con manifestaciones rupestres paleolíticas, destaca la de El Castillo, que contiene uno de los conjuntos más singulares e importantes de la Prehistoria de Europa. Sus más de 275 figuras, todas ellas correspondientes a los albores de la presencia del Homo Sapiens en Europa, ejemplifican las técnicas, los recursos gráficos y los orígenes del pensamiento simbólico de los artistas del Paleolítico Superior. Caballos, bisontes, ciervas, uros, ciervos, cabras, un mamut, etc., forman el elenco figurativo animal. Las referencias a la figura humana son numerosas pero abreviadas, expresadas mediante la mano, un motivo especial en esta cueva debido a su elevado número (más de 50). Los signos, formas geométricas o abstracciones, son abundantes. Destacan las llamadas nubes de puntos y las formas rectangulares, muchas de ellas complejas en su composición debido a las segmentaciones y rellenos internos. Dibujos y pinturas rojas, negras y amarillas (cuyo colorante se aplicó mediante diferentes soluciones: pincel, dedo, aerógrafo, etc.), grabados (en sus diferentes versiones atendiendo a las características de los surcos) y al menos dos esculturas simples asociadas a pintura muestran un diverso elenco técnico.
Friso de las Manos bisonte
Ir arriba

CUEVA DE LAS MONEDAS

Localización: Puente Viesgo (Cantabria). Desde el centro del municipio de Puente Viesgo, junto al aparcamiento de la villa, en el barrio de la Llana, se toma una carretera que conduce al Monte de El Castillo. Tras recorrer unos 1,4 km se llega a un aparcamiento. Desde allí se accede a pié al Centro de Interpretación y a las cavidades.

Grado de Accesibilidad: Bueno – Punto de Recepción de Visitantes y Centro de Interpretación – Visitas guiadas.

Descripción: al borde del río Pas se alza el Monte Castillo, una elevación caliza de forma cónica que esconde en su interior un intrincado laberinto de cuevas frecuentadas por el hombre durante al menos los últimos 150.000 años. A unos 675 m de la cueva de El Castillo, y siguiendo por el camino que bordea el monte, se abre la cueva de Las Monedas, la de mayor recorrido de las cavidades conocidas en el Monte de El Castillo. De los 800 m que tiene la cueva, se visitan unos 160 m. El recorrido esconde un auténtico espectáculo compuesto por estalactitas, estalagmitas, discos, columnas, terrazas colgadas y coladas de colores, debidos a la variada composición mineralógica de la roca. A diferencia de la cueva de El Castillo, las manifestaciones parietales figurativas se concentran en una pequeña sala lateral a pocos metros de la zona de entrada. El conjunto, muy homogéneo en su realización técnica (dibujo negro) y estilo (que apunta a una única fase de ejecución), se compone de al menos 17 figuras animales y diversas formas de signos o conjuntos de líneas de difícil interpretación. Se representan sobre todo caballos y también algunos renos, bisontes, cabras montés y osos. No hay ciervos, por lo que se estima que se hicieron en el último momento frío de la glaciación Würm. Detalles como la persistente representación de crines, o la forma de dibujar las extremidades de los animales revelan un estilo avanzado.
bisonte y caballo caballo
Ir arriba

CUEVA DE EL PENDO

Localización: Escobedo de Camargo (Cantabria). Desde la N623 se toma, en Revilla de Camargo, dirección a Puente Arce la CA240 para, posteriormente, a la altura de Escobedo de Camargo, tomar dirección al barrio de El Churi, en donde se ubica la cavidad. A la misma se accede, en el último tramo, por una pista estrecha.

Grado de Accesibilidad: Bueno – punto de Recepción de Visitantes – Visitas guiadas.

Descripción: en el corazón del valle de Camargo. De amplia boca y vestíbulo de dimensiones monumentales. En 1997 se produjo el descubrimiento del "Friso de las Pinturas", un importante panel de 25 m de largo y visible desde cualquier parte de la sala principal. Incluye, a modo de gran retablo, una veintena de figuras pintadas en color rojo, algunas de más de 1 m de longitud, entre las que destacan varias ciervas, una cabra, un caballo y dos zoomorfos indeterminados. La implantación de las figuras en el friso, las similitudes técnicas en el trazado y en el estilo marcan una unidad compositiva de las pinturas que prueba la sincronía en la ejecución. Aparte de este grupo principal sólo se ha localizado otro pequeño conjunto de signos pintados en rojo, en un recodo de la roca, no muy lejos de la entrada y algunos grabados en la parte final de la cueva. Su cronología, difícil de fijar de manera absoluta, parece situarse en época Gravetiense, hace 20.000 a.C.
ciervas ciervas
El Pendo
Covalanas
Ir arriba

CUEVA DE COVALANAS

Localización: Ramales de la Victoria (Cantabria). Desde Ramales de la Victoria es preciso tomar la C629 en dirección a la provincia de Burgos. A escasos 2 km se encuentra, a la izquierda, una desviación señalizada que permite llegar al aparcamiento. Desde aquí se asciende a pié por un sendero hasta llegar a la cavidad que se encuentra en pleno farallón calizo.

Grado de Accesibilidad: Bueno – punto de Recepción de Visitantes – Visitas guiadas.

Descripción: en la ladera noroeste del Monte Pando. Tiene un amplio abrigo como boca, desde la que parten dos galerías casi paralelas, siendo la de la derecha la que alberga las manifestaciones rupestres de color rojo, a unos 70 m de la entrada. Dispuestas en frisos y distribuidas en ambas paredes hay un gran conjunto de figuras de gran tamaño, compuesto por dieciocho ciervas, un ciervo, un uro y un caballo, pintadas mediante la técnica conocida como tamponado. Los elementos característicos del trazado de las figuras, ciervas con orejas en V y cuellos largos, confieren a esta cueva un carácter singular. Es probable que todas las representaciones se realizaran en un mismo momento en época Gravetiense, hace al menos 20.000 años.
Ir arriba

CUEVA DE HORNOS DE LA PEÑA

Localización: : San Felices de Buelna (Cantabria). Es preciso llegar a la localidad de San Felices de Buelna, donde se toma la carretera que conduce al pueblo de Tarriba. Desde aquí se toma una pista señalizada que conduce al Monte Tejas, hasta alcanzar la denominada Peña de los Hornos, donde se abre la cavidad.

Grado de Accesibilidad: Bueno – punto de Recepción de Visitantes – Visitas guiadas.

Descripción: el vestíbulo da acceso, a través de un paso angosto, a una amplia galería que termina en una sala de medianas proporciones. La mayor parte de las representaciones artísticas, distribuidas en el vestíbulo y en el interior de la cueva, son en su mayoría grabados. Del conjunto exterior se conserva la representación de un caballo y unas líneas no figurativas. Se trata de grabados profundos de aspecto arcaico cuya cronología se puede remontar al Gravetiense, hace unos 25.000 años. El conjunto de grabados del interior es uno de los más completos de la región. Destacan los grabados incisos que representan caballos y bisontes, de gran tamaño y muy naturalistas. También se ha representado un gran ciervo, la cabeza y el cuello de un reno y un serpentiforme. Pero sin dudas la más destacada de todas las figuras es un antropomorfo con una mano en alto y una larga cola. Completan el repertorio varios paneles con macarrones y alguna pintura negra aislada entre las que destaca un caballo de reducido tamaño. Todas estas representaciones se pueden atribuir al Magdaleniense Inferior, hace 15.000 años.
caballo cabeza de caballo caballo
Hornos de la Peña
Tito Bustillo
Ir arriba

CUEVA DE TITO BUSTILLO

Localización: : Ribadesella (Asturias). Acceso señalizado en la orilla izquierda de la ría de Ribadesella, a unos 300 m del puente.

Grado de Accesibilidad: Bueno – punto de Recepción de Visitantes – Visitas guiadas.

Descripción: lo que hoy se conoce como Tito Bustillo no es una caverna única, sino una conjunción de varias, abiertas sobre el mismo macizo calcáreo erguido entre el río Sella y el pueblo de Ardines. El panel con arte rupestre que hoy se visita es el conocido como "panel principal" que alberga diversas figuras, principalmente caballos, realizadas en color rojo, negro y violeta. En todas las figuras se aprecia el gusto por el detalle, particularmente reflejado en el minucioso dibujo de las cabezas.
Ir arriba     Volver
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades