Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
VILLA  ADRIANA

Localización: en la estación FS-Metro B de Roma, se toma el autobús Cotral Tiburtina a Tívoli (parada cerca de la Villa Adriana).

Grado de Accesibilidad: Bueno – Acceso Señalizado – Centro de Recepción de Visitantes – Posee cuadros explicativos.

Descripción: PUBLIUS AELIUS HADRIANUS nació en el año 76 d.C., probablemente en Itálica, en las cercanías de Sevilla (su familia, originaria de Hadria en Italia, estaba afincada desde hacía tiempo en la Betica). Tras la prematura muerte de su padre Hadrianus Afer, primo de Trajano, Adriano fue acogido y educado por este último. Hizo una rápida carrera militar en el entorno del emperador dando pruebas de una particular habilidad, tanto en el empleo de las armas como en las operaciones estratégicas, hasta el punto de entrar tempranamente en el Estado Mayor del Ejército (101-102 d.C.). Fue posteriormente Tribuno de la Plebe, Pretor, y finalmente Gobernador, primero de Panonia (107 d.C.) y más tarde de Siria (114 ó 117 d.C.). Precisamente, mientras estaba en Antioquia, recibió la noticia de la muerte de Trajano (117 d.C.) y de su ascenso al trono como emperador.
busto de Adriano templo de Venus
Publius Aelius Hadrianus – Templo de Venus
Sin duda Adriano se había preparado desde hacía tiempo para la sucesión, buscando el consenso de Trajano a varios niveles y adoptando en algunos casos sus propias costumbres. Las indudables cualidades de su personalidad (una brillante inteligencia unida a una considerable fuerza de voluntad) que los propios contemporáneos le reconocían, le favorecieron ciertamente a la hora de alcanzar los objetivos que se había fijado de antemano. En torno al año 100 d.C. desposó a Vibia Sabina, sobrina de Trajano, aunque el matrimonio no resultó muy tranquilo. Si bien Sabina, según el papel que le correspondía, acompañaba al emperador en sus viajes oficiales, Adriano llegó a afirmar que de haber sido un ciudadano común se habría divorciado de su mujer (de hecho alejó de Roma al prefecto del pretorio de Trajano Septicio Claro y al literato Suetonio Tranquilo acusándolos de frecuentar su propia casa en su ausencia). En realidad, detrás de esta incomprensión conyugal se escondían motivaciones de tipo político: Sabina había reunido una corte personal de corriente tradicionalista a la que Adriano miraba con recelo quizás temeroso de encontrarse frente a una oposición interna. Ni siquiera la muerte de Sabina, en el 137 d.C., careció de consecuencias para la imagen del emperador que fue acusado de uxoricidio. Esta sospecha pone de manifiesto cuan deteriorada estaba su imagen ante el pueblo, sobre todo en sus últimos años (murió solo y enfermo en el 138 d.C.). No habiendo tenido hijos antes de fallecer adoptó a Antonino Pío que, a duras penas, logró obtener para Adriano los honores de la divinización.
- La Villa Adriana - Teatro Marítimo - Termas con Heliocaminus - Palacio Imperial
- El Pecile - Edificio con tres Exedras - Ninfeo Estadio - Termas - Canopo

LA VILLA ADRIANA

Descripción: para realizar un complejo tan grandioso, su superficie cubre un área de 120ha. (en parte construidas y en parte ajardinadas), Adriano decidió desplazar su propia residencia fuera de la capital, escogiendo un territorio verde y rico en aguas que cumplía con los requisitos fundamentales: bien enlazada (dónde la Vía Tiburtina atraviesa el río subiendo hacia Tibur, Tívoli), a escasa distancia de Roma (17 millas romanas), próxima a los cuatro acueductos principales que abastecían Roma y con numerosas canteras de las que se podían extraer materiales de construcción. El complejo presenta un imponente y articulado conjunto de jardines, ninfeos y edificios de diversa naturaleza, dispuestos según una serie de ejes discontinuos, que responden a la exigencia de respetar determinados ángulos de perspectiva. Observando la planimetría general del complejo, parece evidente que los edificios de los que se compone (alrededor de treinta) se encuentran alineados según tres ejes divergentes. Si bien no resulta siempre sencillo el reconocer la función de cada uno de los edificios son identificables con certeza: los tres complejos termales (un número apropiado para la gran cantidad de usuarios de la villa: la corte, los huéspedes y el personal que la administraba); el Pecile destinado a actividades gimnásticas (dando siete vueltas alrededor del muro de la espina se alcanzaba exactamente la distancia de dos millas, aconsejada para un saludable paseo después de las comidas); el área ocupada por el Palacio Imperial y por el Edificio con el Vivero de Peces (o Palacio de Invierno, dotado de un sistema de calefacción), estrechamente conectado con el Jardín con Ninfeo del denominado "Estadio" y con el Edificio con tres Exedras (complejo de espacios que constituían su acceso monumental), que debe considerarse como la verdadera residencia oficial del emperador y de la corte. El complejo residencial estaba dotado de una conspicua decoración escultórica, objeto de sistemáticas búsquedas y expolio a partir del Renacimiento.
Villa Adriana Villa Adriana
Ir arriba

EL PECILE

Descripción: en el cuadripórtico monumental, que delimitaba un jardín con gran piscina central, se ha querido reconocer el “Pecile” recordado por las fuentes e inspirado en la célebre Stoa Poikile de Atenas (que acogía las obras de los más importantes pintores griegos).
Pecile Pecile
La parte septentrional, de la que se conserva todo el muro de la espina con un altura de nueve metros (dotado en su centro de un acceso monumental en correspondencia con una vía proveniente del norte), estaba constituida por un pórtico doble, como indica la secuencia de sotabasas dispuestas a intervalos regulares a ambos lados del muro de la espina, sobre las que se apoyaban las columnas. La serie de grandes orificios practicados para encajar las cabezas de las vigas, visibles en la parte superior, indican que el tejado era a doble vertiente. En la segunda fase constructiva de la villa fueron añadidos al pórtico otros brazos cerrando un espacio ajardinado con una gran pila central rectangular de 100x25 m aproximadamente. Desde aquí se podía acceder, por medio de unas escaleras, a la Sala de los Filósofos y al Teatro Marítimo por un lado y al Edificio con tres Exedras, al Ninfeo Estadio y al Edificio con Vivero de Peces por el otro.
Ir arriba

TEATRO MARÍTIMO y TERMAS CON HELIOCAMINUS

Descripción: el “Teatro Marítimo” es uno de los edificios más representativos de la villa y se ha convertido en uno de los símbolos de la unicidad y de la concepción innovadora de la estructura arquitectónica de todo el complejo residencial. El edificio, constituido por un cuerpo circular precedido por una pronaos, presenta la entrada principal orientada hacia el norte, sobre un área verde contigua al Jardín de las Bibliotecas y enlazada con la Terraza Inferior. Desde la pronaos se accede al atrio, dotado en cada uno de sus lados de un nicho rectangular, con un acceso que da paso a un pórtico circular sostenido por columnas jónicas y cubierto por una bóveda de cañón. Un amplio canal delimita una isla artificial circular en la que se levanta un edificio caracterizado por una alternancia continua de líneas curvas y rectas que puede ser interpretado como una verdadera domus, una especie de dependencia menor dentro de la Residencia Imperial. Dos estructuras giratorias de madera, que no podían percibirse desde la entrada, contribuyendo a crear la impresión de inaccesibilidad, permitían el ingreso a la isla.
teatro Marítimo teatro Marítimo
Teatro Marítimo
Situada junto al Teatro Marítimo, la “Sala de los Filósofos” está compuesta por una imponente sala absidiada, con acceso principal en el lado septentrional, que debe su nombre a la presencia de siete hornacinas en la pared del fondo en las que se piensa estarían colocadas las estatuas de los siete sabios (algunos estudiosos creen que se trata de una biblioteca interpretando por lo tanto los nichos como anaqueles).
termas con Heliocaminus termas con Heliocaminus
Termas con Heliocaminus
Las “Termas con Heliocaminus” deben su nombre a la identificación de una imponente sala circular con un heliocaminus, espacio utilizado para disfrutar de baños de sol. Constituyen el edificio termal más antiguo de la villa, construido junto al área ocupada por la residencia republicana y conectado con ésta mediante un corredor. La sala circular, cubierta mediante una cúpula con casetones y un óculo central, estaba dotada de grandes ventanales (hoy desaparecidos) que se asomaban al lado suroeste para aprovechar al máximo la acción de los rayos solares de la tarde (según las prescripciones dictadas por Vitrubio). A espaldas del heliocaminus se reconoce el frigidarium, recinto rectangular abierto a una gran piscina rodeada de un pórtico con columnas y provisto de una segunda pila semicircular, desde el que se accedía, a través de una estancia atemperada, al caldarium.
Ir arriba

EDIFICIO CON TRES EXEDRAS y NINFEO ESTADIO

Descripción: el articulado complejo del “Edificio con tres Exedras” consta de dos alas, una caracterizada por una secuencia de espacios abiertos y la otra compuesta por una serie de salas caldeadas y recubiertas de valiosos mármoles. Se trata de un suntuoso y monumental vestíbulo, al servicio del Edificio con Vivero, que era muy probablemente la residencia privada del emperador.
edificio con tres Exedras edificio con tres Exedras
Edificio con tres Exedras
El “Ninfeo Estadio”, conocido como Estadio hasta las excavaciones, es en realidad un gran jardín con fuentes y pabellones, situado delante del “Edificio con Vivero de Peces” que sobre este lado presentaba su entrada principal. El ala septentrional estaba formada por un amplio jardín rectangular porticado, al que se asomaban tres dependencias y una larga pila rectangular flanqueada por dos floreros de idénticas dimensiones. Seguía un área delimitada por pilastras que tal vez sostenían una pérgola, con fuente cuadrada en el centro y seis fuentecillas menores de forma hexagonal en el exterior.
Ninfeo Estadio Ninfeo Estadio
Ninfeo Estadio
Ir arriba

PALACIO IMPERIAL

Descripción: El moderno nombre de “Plaza del Oro” resulta indicativo de la riquísima ornamentación arquitectónica y escultórica del complejo, que precisamente por este motivo fue despojado de manera sistemática de sus revestimientos a partir del siglo XVI. El edificio presenta un gran jardín central, recorrido longitudinalmente por una larga pila rectangular flanqueada por una serie simétrica de parterres y tinas rodeado por un grandioso pórtico con pilastras y semicolumnas adosadas en ladrillo. A lo largo de los lados mayores dos pasillos paralelos al pórtico conducen a las distintas dependencias. El ingreso a esta plaza está constituido por un vestíbulo de planta octogonal, en el que se abren hornacinas rectangulares y semicirculares alternadas, cubierto por una cúpula.
Plaza del Oro Plaza del Oro
Plaza del Oro
En la parte opuesta del jardín, donde se encuentran las dependencias principales, se observa una articulada secuencia de diferentes elementos arquitectónicos armonizados de manera audaz, con efectos escenográficos de inspiración helenística a los que contribuía además la presencia de juegos de agua. En el centro se halla una gran sala, uno de los espacios más peculiares y controvertidos de la villa, caracterizada por una serie de columnas dispuestas formando una planta de tipo octogonal con lados respectivamente cóncavos y convexos, inscrita en un cuadrado en cuyos ángulos se erigen pequeños ninfeos absidiados.
Plaza del Oro Plaza del Oro
Plaza del Oro
Junto al Triclinio Estival y a las exedras de la instalación republicana fue realizada, durante la segunda fase constructiva de la villa, una estructura conocida como “Edificio con Pilastras Dóricas” que servía de enlace entre las diversas zonas del palacio (una especie de bisagra entre los espacios alineados a lo largo del eje oriental y aquellos dispuestos en el lado opuesto). A través de un corredor pavimentado con un mosaico (decorado con pequeños rombos de distintos colores), se accede a este amplio espacio rectangular porticado con pilastras estriadas y entablamento con metopas y triglifos de estilo dórico.
edificio con pilastras dóricas edificio con pilastras dóricas
Edificio con Pilastras Dóricas
El complejo de los “Hospitalia”, estancias para huéspedes, desplegado a lo largo de uno de los lados del “Patio de las Bibliotecas”, está formado por un amplio corredor recubierto de mosaico blanco con pequeñas cruces negras, en el que se abre una doble serie de cubículos dormitorio, con espacios para tres lechos, cuya disposición interior se halla indicada sobre el pavimento por medio de un diseño diferente del mosaico.
Hospitalia mosaico de la habitación para húespedes del Hospitalia
mosaico de la habitación para húespedes del Hospitalia mosaico de la habitación para húespedes del Hospitalia
Hospitalia
Ir arriba

TERMAS y CANOPO

Descripción: la presencia nada menos que de tres instalaciones termales en el interior de la villa no debe causar demasiada sorpresa, considerando que para la mayoría de los romanos de cualquier clase social el hecho de frecuentar los baños constituía una práctica cotidiana y que, siendo la Villa Adriana la residencia oficial del emperador, era ciertamente considerable el número de cortesanos, huéspedes, pretorianos y personal de administración del complejo que residía en ella habitualmente.
termas termas
Termas
La pila alargada construida en un estrecha depresión, en parte artificial, delimitada por contrafuertes en mampostería y recorrida por una amplia cuenca de agua que concluye en el lado meridional en un articulado pabellón, ha sido interpretada como una alusión evidente al “Canopo”, el canal que enlazaba la homónima ciudad del delta del Nilo con Alejandría, donde había un templo famoso por las fiestas nocturnas que allí se realizaban.
Canopo Canopo
Canopo Canopo Canopo
Canopo
El gran espejo de agua (119x18 m), situado en el centro de la vaguada, estaba enmarcado al este por una doble columnata que sostenía una pérgola y al oeste por una columnata simple, sustituida por cariátides (réplicas de las korai del Erecteion de Atenas) en la zona mediana. El complejo se remata con un monumental ninfeo con exedra caracterizado por una cúpula vaída, decorada originariamente con mosaico de pasta vítrea, un largo ábside a cielo abierto en el fondo y, a ambos lados de éste, dos cuerpos menores que enmarcan una piscina rectangular. Se trata de un gran coenatio, como indica la presencia de un stibadium (banco semicircular con plano inclinado en mampostería) o lecho para los banquetes que, a juzgar por la orientación hacia el norte y la presencia de jardines, piscinas con cascadas y juegos de agua, estaba sin dudas destinado a un uso frecuente en época estival. Las estatuas que decoran la arquitectura mixtilínea del extremo semicircular del Euripo representan a un joven guerrero imberbe con alto yelmo, el denominado Ares Hermes, reconocible por el caduceo, típico atributo del dios, cuyas huellas son visibles en el brazo derecho, y dos amazonas heridas, que reproducen tipos creados por Policleto y Fidias para el Templo de Artemisa en Éfeso.
Ir arriba     Volver
2006-2014Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades