Sitio web arqueomas.comarqueomas.comIr a InicioIr a DirectorioIr a BibliografíaIr a ContactaIr a RSS - Novedades
Península Ibérica
Icnitas
Paleolítico y Neolítico
Calcolítico y Los Millares
Arte Rupestre
El Megalitismo
Bronce y El Argar
Tartessos-Colonización
Cultura Ibérica
Cultura Talayótica
Cultura Celta - Vettones
Cultura Celta - Galaicos
Cultura Celtibérica
Romanización
Ingeniería Romana
Ruralización
Reino Visigodo
Islam y al-Andalus
Prerrománico
Románico
Egipto
Italia
Los Etruscos
Roma
África
Túnez - África Romana

Alojamientos amigos
Enlaces
PARQUE  ARQUEOLÓGICO  DE  BARATTI  Y  POPULONIA

Localización: : próximo a la localidad de Piombino.

Grado de Accesibilidad: Bueno – Acceso Señalizado – Posee cuadros explicativos.

Descripción: según el escritor latino Servio (siglo IV d.C.) la antigua Pupluna o Fufluna (Fufluns era el dios etrusco del vino), la última de las doce ciudades etruscas, situada junto al mar y dominando la espléndida ensenada de Baratti, fue fundada por gentes de Córcega o por una población venida de Volterra. Desde los primeros tiempos mantuvo estrechas relaciones con la isla de Elba gracias al comercio del hierro. En particular el griego Diodoro sostiene que, en un primer momento, las transformación del mineral de hierro era efectuada en las proximidades de las minas de la Isla de Elba (llamada Aithalia, la humeante, debido al humo que se alzaba de los hornos de tratamiento del mineral) y que, por motivos logísticos (proximidad a la isla y puerto desde donde comercializar los productos) y de explotación de los recursos (fundamentalmente madera para los hornos) dicha actividad se trasladó a esta ciudad costera. Está documentado que a partir del siglo VI a.C. se desarrolló un amplio barrio industrial a poca distancia del puerto de Baratti, en el que trabajaban y residían artesanos metalúrgicos, y una extensa acrópolis en lo alto de la colina (Poggio del Telegrafo y Poggio del Castelo), en la que se distribuían las residencias aristocráticas protegidas por murallas. La riqueza de Populonia, que ya a mediados del siglo V a.C. acuñaba monedas de plata y oro, atrajo a gentes que buscaban trabajo y fortuna, hecho que provocó un crecimiento demográfico imparable. El desarrollo creciente de Roma entre los siglos IV y III a.C., condujo a un crecimiento exponencial del mercado del hierro (necesario para la fabricación de sus armas), alcanzando Populonia su período de máximo desarrollo y esplendor económico (si bien ya conservaba poco de la herencia de su pasado). Tras la expansión de Roma en la Etruria, a finales del siglo III a.C., la ciudad pasó a depender de esta nueva potencia. Si bien actualmente se conservan escasos restos del asentamiento etrusco, si se han conservado sus vastas necrópolis, de las más ricas en lo que a tipología respecta y claro indicativo de la prosperidad de sus habitantes.
En el sector conocido como Necropoli di San Cerbone resultan especialmente interesantes las tumbas del período orientalizante, formadas por grandes túmulos circulares de piedra con dromos de acceso y cámara cuadrangular de falsa cúpula. Destacan por sus dimensiones y características la Tomba dei Carri (siglo VII a.C.), de 28 m de diámetro, que ha permitido documentar el rito de inhumación según el cual los difuntos eran colocados sobre lechos de piedra decorados con patas torneadas; la Tomba delle Pissidi Cilindrice (siglo VII a.C.), la Tomba dei Colatoi (siglos VII al IV a.C.) y la Tomba dei Letti Funebri (siglo VII a.C.). Por sus características particulares en este sector también destaca la Tomba del Bronzetto di Offerente (siglos VI al III a.C.), del tipo de templo, alrededor de las cual se agrupan otras sepulturas en sarcófagos de piedra (indicador de vínculos de parentesco).
Tomba dei Carri Tomba dei Carri
Tomba dei Carri Tombe delle Pissidi Cilindrice
Tomba dei Carri - Tomba delle Pissidi Cilindrice
Tomba dei Colatoi Tomba dei Colatoi
Tomba dei Colatoi
Tomba dei Letti Funebri Tomba dei Letti Funebri
Tomba dei Letti Funebri
Tomba del Bronzetto di Offerente Tomba del Bronzetto di Offerente
sarcófagos de piedra sarcófago de piedra
Tomba del Bronzetto di Offerente
La Via delle Cave conduce a la Necropoli delle Grotte, un conjunto de tumbas hipogeas de cámara simple distribuidas, a distintos niveles, sobre una pared de roca arenisca. Sobre la ladera opuesta de la colina se distribuye una pequeña necrópolis rupestre conocida como Tombe Dipinte, en uso entre los siglos IV y II a.C., en la que el esquema general de los sepulcros incluye un corredor descubierto estrecho y profundo y una cámara funeraria simple (algunas con decoración pictórica).
Necropoli delle Grotte tumba
Tombe Dipinte Tombe Dipinte
Ir arriba     Volver
2006-2015Ir a InicioIr a Acerca deIr a Aviso legalIr a RSS - Novedades